logo

 

DISMENORREAS – DOLOR PÉLVICO

 

 

      Dismenorrea funcional, tensión premenstrual, dolor espasmódico pélvico, dolor en útero y ovario, dolor en la ovulación, dolor antes de comenzar las reglas, dolor después de las reglas... dolor en fin, asociado a la menstruación, durante el ciclo ovulatorio pero sin lesiones demostrables que lo afecten, es decir, dolor menstrual en el específico modo en que se presenta en cada mujer. Esto es lo que nos proponemos aliviar.

 

DISMENORREA PRIMARIA

 

      Como hemos dicho, la dismenorrea es el dolor cíclico asociado a menstruación y sin lesiones que pudiesen causar ese dolor. Por tanto, es un dolor producido únicamente por la contracción uterina y por la isquemia que este espasmo produce. Puesto que tiene relación con la menstruación y se modifica en el transcurso del ciclo, debemos interpretar que el tejido afectado es el endometrio secretor y que los agentes implicados serán las prostaglandinas que lo dinamizan en los cambios que a lo largo del ciclo experimenta.

      El dolor es de tipo calambre o cólico, fijo o irradiante a zona lumbar, con o sin cefalea, con o sin náuseas, con o sin estreñimiento o diarreas pero dado que la ginecología no nos ofrece datos biológicos para entender los porqués de la presencia o no de estos síntomas no resta al clínico sino la prescripción de ibuprofeno, aspirina, naproxen u otros como los simpaticomiméticos que a veces alivian calambres y espasmos pero no impiden que millones de mujeres demanden soluciones naturistas en herbolarios.

 

SÍNDROME PREMENSTRUAL

 

      Algo parecido ocurre con el síndrome premenstrual en el que cada mujer que lo padece, experimenta diferente presión pélvica y dolor y diferentes procesos también, de retención hídrica en abdomen, diferentes alteraciones del humor (insomnio, irritabilidad, depresión, pérdida de memoria e intensidad mental, ansiedad), diferentes trastornos neurológicos, edematosos, mamarios y vasculares. Incluso muchas mujeres no padecen estos síntomas o padecen otros o ninguno.

      ¿Por qué? ¿Por qué es todo tan biológicamente personal? ¿Qué ejes metabólicos explican que cada cuadro dismenorreico sea único y diferente a los otros?

      La fisiología dice que los cambios en los niveles de estrógenos y progesterona que se suceden cada día en el ciclo menstrual explican la retención hídrica (propia de los estrógenos) y algunos síntomas como el aumento de peso y el dolor mamario pero no explican nada más, con lo que la protección antiálgica que la farmacopea ofrece es muy limitada.

      En realidad sabemos más. A partir del día 14 del ciclo coincidiendo con la ovulación, las tasas de progesterona aumentan y con ellas la actividad uterina en cuanto que el endometrio se glandulariza para prepararse al posible anidamiento de un óvulo fecundado.

      Lo que ocurre es que bajo el influjo de la progesterona elevada, también se elevan las prostaglandinas que sensibilizan las terminaciones nerviosas y, por tanto, la contractibilidad y el dolor. Este proceso se completa con la clara disminución de aporte sanguíneo que, a la vez, se constituye.

      El resultado final de isquemia e hipercontractilidad es el dolor dismenorreico. Se trata, por consiguiente, de dolor en abdomen bajo o en pelvis, agudo o en calambre, en punto, en zona o asociado a lumbalgias o a dolor en piernas. Habitualmente, se asocia también a náuseas o vómitos, a diarreas o a cefaleas y a anorexia.

 

 

DOLORES MENSTRUALES Y MEDICINA BIOLÓGICA

 

      Dadas las lagunas que la ginecología expresa en el estudio personalizado de ambas patologías creemos que el aporte que la experiencia clínica en Medicina Tradicional China nos lega, puede ser esencial.

 

 

DOLOR DE LA OVULACIÓN

 

      El día 14 de ciclo el ovario es objeto de una acción hormonal de origen hipofisario y de gran potencia en la que LH (lutein hormona) y FSH (foliculoestimulante hormona) elevan su presencia para lograr desprender el folículo previsto y madurado por el ovario y lanzarlo a la fimbria, en la trompa, en que reposará cuatro días a la espera de un hipotético espermatozoide, que lo fecunde.

      Bien, pero ¿por qué un episodio así debe suponer dolor? La fisiología no lo precisa pero ahí está el testimonio de tantas mujeres certificándolo. El día de la ovulación produce dolor concreto a ciertas mujeres.

      Existen varias explicaciones para la causa de este dolor. Cuando el dolor es justo antes de la ovulación, el crecimiento de folículo puede distender la superficie del ovario y causar el dolor. Al momento de la ovulación, el folículo del óvulo libera líquido o sangre al romperse, lo que puede causar irritación del revestimiento ovárico. Este dolor asociado con la ovulación puede sentirse de un lado un mes y del otro lado al mes siguiente, o sentirse en el mismo lado varios meses seguidos.

En la Medicina Tradicional China y en la Medicina Biológica que recoge la experiencia china con precisión se definen las causas del dolor en la ovulación como el resultado de un triple plano metabólico alterado.

       El bloqueo hepático cronificado que se deduce del agobio emocional que frustraciones, stress, pérdidas afectivas producen y cronifican. Esta situación se llama Estancamiento de Qi de Hígado.

       Además, un vacío energético (fatiga, inapetencia, lumbago fácil, debilidad de piernas) es obvio en mayor o menor medida en la enferma con dolor en la ovulación. En este cuadro se incluye la preanemia como factor añadido. A este síndrome se le llama de Vacío de Qi, de Sangre y de Yang.

       Finalmente, una tendencia a estancar sangre completa el terreno. Estancamiento de Sangre.

      TRATAMIENTO BIOLÓGICO: La corrección fitoterápica se hará, por tanto, con B-4 y B-3QH. Se precisará la cura con F-555 y se tendrá en cuenta la preanemia para ser controlada si fuese preciso con dieta, actuando sobre las causas y con B-9.
 

 

F-555: Crataegus Oxyacantha, Angélica Archangelica, Gentiana Lutea, Citrus Aurantium, Calendula Officinalis.

 

  

DOLOR MENSTRUAL ANTES Y AL COMENZAR LAS REGLAS

 

      Se trata, por tanto, de dolor premenstrual y menstrual y se presenta con dolor abdominal más que pélvico que evoluciona con la edad a dismenorrea puesto que dura más allá del inicio del sangrado. Además habrá siempre coágulos, ciclo alargado e irregularidad en la cantidad de la hemorragia lo que indica un factor biológico clave en el proceso: el excesivo estancamiento de sangre en la microcirculación uterina (Estancamiento de Sangre).

      TRATAMIENTO BIOLÓGICO: La solución de este problema se consigue con Angélica y con Salvia pero el papel “Emperador” en su fitoterapia específica lo desempeña la unión de Cúrcuma, Peonía y Cartamo. Por tanto, B-3 y F-552.

      Nota sobre el F-552: Hemos elegido este Fitoaroma para este dolor menstrual específico porque es el que más se parece al que produce la siguiente fórmula que es la que cura de verdad estos dolores: Cúrcuma, Fr. Spargani Stoloniferi, Peonía, Cartamo, Salvia, Angélica, Ligusti Wallici.

 

 

F-552: Salvia Officinalis, Artemis Vulgaris, Glycyrriza Glabra, Smilax Medica, Citrus Aurantium, Rosmarinus Offcinalis.

 

 

DOLOR PREMENSTRUAL MEJORADO CON LA REGLA

 

      He aquí una situación muy común. La regla alivia muy frecuentemente y de inmediato el dolor y la distensión pélvica premenstruales. Si el proceso se asocia con retraso en la regla (31-35 días), con la presencia de coágulos y con dolor pélvico aumentado a la presión se evidencia un terreno de deficiencia energética (fatiga global), de preanemia y de bloqueo emocional, es decir, Vacío de Qi, Vacío de Sangre y Estancamiento de Qi.

      Este terreno supone un relativo frío pélvico, a veces sentido y vivido y una tendencia a la amenorrea (sangrado mínimo). Más aún, este terreno supone un riesgo de aborto que todo terapeuta debe valorar y corregir.

      TRATAMIENTO BIOLÓGICO: B-3QH, B-4, B-9 y F-570.

 

 

F-570: Salvia Officinalis, Fucus Vesiculosus, Foeniculum Vulgare Mill., Satureja Montana, Trigonella Foenum-Graecum.

 


DOLOR ABDOMINAL DESPUÉS DE LAS REGLAS

 

      Una situación no frecuente pero que todo terapeuta debe conocer es la producida con dolor tras la regla. Se trata de un dolor abdominal espasmódico sin relación aparente con la menstruación pero que sin embargo se repite reiteradamente tras las reglas.

      La observación clínica en Medicina Tradicional china nos aporta la siguiente explicación de este proceso: Bloqueo interno de Calor, Sangre y Edema. Así pues, estos bloqueos explican el dolor cólico, espasmódico que induce también dolor abdominal en el post-parto.

      Otros síntomas coinciden con este terreno de múltiple bloqueo, inapetencia, oliguria, capa saburral amarilla, estreñimiento y heces duras caprinas, fiebre fácil e hinchazón abdominal, pulso pleno, fuerte y rápido. Edema, calor y sangre bloqueados, por tanto.

      La experiencia clínica en China enfatiza mucho esta situación puesto que en ella son probables diferentes procesos abdominales agudos que podrían ser prevenidos. Así pues, conviene imaginar que este terreno biológico de calor metabólico bloqueado en vísceras constituye una situación propia para el desarrollo de infecciones abdominales (apendicitis, pancreatitis, colecistitis) oclusiones intestinales, dolor a la presión y abdomen tenso, que reclaman purgación fitoterápica concreta drenadora.

      TRATAMIENTO BIOLÓGICO: El terapeuta deberá certificar estos datos y este terreno frente a toda mujer con dolor abdominal tras la regla y en caso afirmativo deberá prescribir B-3 y B-20. No se trata, por tanto, este dolor de una dismenorrea puesto que no tiene relación directa hormonal pero en tanto se da en el entorno genital lo incluimos en este estudio.

 

 

DOLOR MENSTRUAL EN SITUACIONES DE ANEMIA

 

      La experiencia clínica no certifica que toda mujer anémica debe sufrir dismenorrea sino que concreta que toda mujer con anemia más estancamiento de sangre asociado más cierta desarmonía neuroendocrina ya muy estudiada más cierta debilidad crónica digestiva inherente a anemias crónicas si produce dismenorrea.

      Y no solo dismenorrea sino un conjunto de síntomas que definen el cuadro entero: Dolor dismenorreico periumbilical y en bajo vientre, tensión y fatiga musculares, cara pálida y lengua pálida, pulso fino, onicopatías fáciles (uñas señas y frágiles), amenaza de aborto y debilidad post-parto con lactación insuficiente. Se trata de un terreno biológico constituido por Vacío de Sangre más Estancamiento de Sangre más Vacío de Yin más Vacío de Yang de Bazo. He aquí, por tanto, un complejo terreno biológico que reclama del terapeuta bien formado atención precisa en la valoración de cuatro síndromes.

      TRATAMIENTO BIOLÓGICO: B-3, B-5, B-9 y F-554.

  

 

F-554: Ocinum Basilicum, Angélica Archangelica, Foeniculum Vulagre Mill, Trigonella Foenum-Graecum, Satureja Montana.

 


 

DISMENORREA EN FRÍO PÉLVICO

 

      Una situación frecuente la presentan enfermas dismenorreicas que indican insistentemente una sensación de frío pélvico. Siempre en ellas está presente el factor Estancamiento de Sangre y los signos que le acompañan pero con un “frío abdominal y pélvico” por Vacío de Qi, por deficiente microcirculación o por anemia.

      Como vemos se repite el cuadro de Estancamiento de Sangre con Obstrucción en los Jing Mai y en este caso con Frío y Vacío de Qi o de Sangre.

      El terapeuta debe valorar, por tanto, la fatiga global de la enferma, su anemia o preanemia y su deficiente microcirculación que será evidenciada en su acrocianosis, sus antecedentes de sabañones y su posible poliquiste ovárico.

      TRATAMIENTO BIOLÓGICO: B-3, B-3QH, B-4 y F-554.

 

 

DOLOR EN REGLAS RETARDADAS –

CICLOS MENSTRUALES ALARGADOS

 

      La asociación Estancamiento de Sangre y Obstrucción por Frío en los Jing Mai constituye un terreno en que el dolor pélvico en ovarios o útero y los ciclos alargados se producen.

      Se trata, por tanto, de tendencia excesiva a estancar sangre en la circulación uterina lo que se certificará en los coágulos menstruales, en el tono violáceo de lengua y labios y en el dolor agudo y fijo a nivel pélvico pero que aumenta a la presión. Ligado a este cuadro de Estancamiento de Sangre es muy llamativo el frío interno sentido por la paciente en zona pélvica. El frío y la acrocianosis en manos y pies. Frío y déficit de riego microcirculatorio, Frío en Jing Mai.

      TRATAMIENTO BIOLÓGICO: B-3, B-14 y F-554.

      Un cuadro semejante se presenta con Estancamiento de Sangre y Qi asociados a Obstrucción en Jing Mai, por tanto, B-3 y B-14, pero añadiremos B-3QH para drenar el bloqueo enzimático (Estancamiento de Qi) que caracteriza esta dismenorrea.

      Es obvia en estas disfunciones la necesidad de activar la microcirculación (activar los Luo y el Jing Mai).

 

 

DOLOR LUMBAR ASOCIADO A MENSTRUACIÓN

 

El dolor lumbar durante la menstruación es un padecimiento específico experimentado por muchísimas mujeres.

En realidad, responde a una congestión sanguínea pélvica extra que se evidencia con distensión, dolor pélvico, metrorragias con frecuencia de sangrado de tres veces al mes, sangre púrpura, equimosis lingual y coágulos obvios.

Es decir, Estancamiento de Sangre que ameritan tratamiento con B-3 muy probada ya por cientos de terapeutas en estos casos.

Sin embargo, algo sutil se añade al éxtasis sanguíneo para terminar de explicar el dolor lumbar durante las reglas.

Se trata de un “frío en la regla” o dicho de otro modo una deficiencia hormonal que define el cuadro entero. Puesto que un síntoma es la metrorragia y el sangrado genital doble o triple mensual se deduce hipoprogesteronemia lo que amerita B-4 y más específicamente aún BD-19.

TRATAMIENTO BIOLÓGICO: la cura del dolor lumbar durante las reglas es B-3 y BD-19.

 

 

NOTA FINAL: También podemos encontrar un remedio universal para todas las dismenorreas, para lo cual nos guiamos, no podría ser de otro modo, de la experiencia clínica milenaria china. El resultado es esta fascinante BD-35.

Las plantas medicinales que han servido de base de estudio antes de su final formulación son las siguientes:

-   Angélica, Salvia, Pruni armeniacae, para drenar acúmulos de Sangre.

-   Linderae strycchnifoliae, Azahar, Mandarina, para drenar acúmulos de Qi.

-   Hinojo, Jengibre, Canela, para estimular y calentar el ámbito genital.

-   Resina Commiphorae Mirrhae, para inhibir el dolor.

-       Astragali, Ginseng, Paeoniae, para estimular el Qi y la Sangre.