logo

 

DIAGNÓSTICO DE LA ORINA

 

 

La orina supone un aporte informativo importante en el diagnóstico de diferentes patologías.

Así pues, el recuento glucémico, proteico y hemático en orina define patologías concretas y terapias concluyentes.

Ahora bien, en estas fichas diagnósticas queremos incidir en el aspecto físico de la orina que es por su evidencia algo que suscita enorme curiosidad e inquietud en todo el mundo y que ha sido objeto de atención muy precisa por parte de la clínica oriental y de la Medicina Biológica.

Es importante conocer, por tanto, ambos puntos de vista, el fisiológico de la medicina alopática y el biológico de la Medicina Tradicional China por lo que el Instituto INSUMED ha determinado publicar un conjunto de estudios físicos de la orina con el siguiente índice:

 

-         Orina turbia.

-         Orina clara.

 

Advertimos de nuestro interés por concretar aspectos tan relativos como el color de la orina, la turbiedad o la frecuencia de micción pero advertimos también que como toda evidencia clínica el aspecto físico de la orina es relativo por su especificidad personal y única y debe ser valorado finalmente por la experiencia del terapeuta.

 

 

ORINA TURBIA Y DIAGNÓSTICO BIOLÓGICO

 

Orina oscura, turbia, corta y frecuente:

Estos cuatro signos definen una etiología de Humedad-Calor, es decir edema e hipermetabolismo en el epitelio urinario muy propio de cistitis, uretritis, nefritis, glomerulonefritis, prostatitis aguda y en general infecciones urinarias con hematuria, disuria y oliguria.

TRATAMIENTO BIOLÓGICO: Nuestra fitoterapia específica para esta situación es B-11 y/o B-1 y F-457.

 

 

F-457: Fucus Vesiculosus, Passiflora Incarnata, Crataegus Oxyacantha, Arctium Lappa, Citrus Limón.

 

 

La evaluación de este terreno es, por tanto, sencilla. No obstante quiero insistir que la capa saburral amarillenta y el pulso rápido estarán siempre presentes certificando el cuadro. 

 

 

2.    Orina turbia y frecuente:

Debida a Humedad-Frío por Vacío de Qi de Vejiga, es decir edema pero en este caso con hipometabolismo, frío y anergia renales.

En estas situaciones son propias las prostatitis crónicas, la gonorrea crónica, la lengua pálida y capa saburral blanca, el pulso profundo y lento (débil).Todo, por tanto, apunta en dirección a decrepitud y anergia, frío y sensibilidad al frío.

TRATAMIENTO BIOLÓGICO: B-8 y F-458 será la fitoterapia específica de elección.

 

 

F-458: Angélica Archangelica, Feoniculum Vulgare Mill., Origanum Compactum, Zingiber Officinalis, Sygizium Aromaticum.

 

 

3.    Orina turbia por sequedad epitelial.

En este caso el epitelio urinario está agobiado por una desarmonía hormonal, es decir, por un exceso relativo adrenalínico, es decir por Vacío de Yin, e induce una sequedad que, aclaremos, es una sequedad subepitelial puesto que es obvia la humedad que la orina produce sobre el propio epitelio en que se apoya.

Para precisar más esta biología de sequedad subepitelial debemos añadir que un cierto Vacío de Qi o de Sangre colaboran con el Vacío de Yin en producir esta sequedad. Es decir, una deficiencia energética esencial, orgánica o diría incluso celular en la que además (quizás una anemia) forma parte del terreno que produce esta sequedad y orina turbia.

El terapeuta bien entrenado debe observar, si quiere entender esta orina, el calor por Vacío de Yin tan característico, la fatiga y lasitud, que el individuo presenta, el pulso vacío y débil pero debe también intuir que una orina así, con sed inextinguible señale una diabetes.

TRATAMIENTO BIOLÓGICO: B-5, B-4 y el tratamiento propio para esta diabetes si fuese necesario.

 

 

4.    Orina turbia, frecuente y abundante:

Un tipo de orina turbia se gestiona a partir de una deficiencia energética asociada a anemia (o preanemia) pero con exceso de tono cardiaco, pulmonar o renal, es decir Vacío de Qi y de Sangre pero con Calor de Corazón, Calor de Pulmón, Calor de Riñón.

Aunque esta clase de sutilezas diagnósticas supone cierta exigencia los terapeutas ya entrenados en Medicina Biológica no tendrán dificultad para entender este terreno. Y harán bien en esforzarse por conseguirlo puesto que ciertas litiasis urinarias, diabetes, cistitis, gonorrea crónica, incontinencia urinaria, leucorreas y espermatorreas se desarrollan y se cronifican en este terreno y no vemos otra solución clínica verdadera que conocer las causas, biológicas para luego corregirlas.

La orina turbia no es en este caso más que un signo revelador de una situación patógena que es preciso, por tanto, leer bien.

El Vacío de Qi y de Sangre son la definición de una decrepitud energética celular que induce un estado de fatiga generalizada, anorexia e impotencia, un pulso vacío y fino, una anemia y por tanto una energía que impregna toda la biología del paciente pero, a la vez, un fuego orgánico con exceso de tono cardiaco (pulso rápido), exceso metabólico pulmonar (calor y aftas bucales) alterada funcionalidad renal (litiasis).

TRATAMIENTO BIOLÓGICO: B-4, B-9 ó B-2P.

Esta desarmonía Calor-Frío, deficiencia-exceso, que junto a otras que estudiamos en el sistema digestivo, nervioso, articular etc. constituyen el más alto nivel expositivo de lo que llamamos el Ambiente Interno Biológico, que nos proponen un conocimiento sin el que no es posible la compresión médica.

 

 

Conclusión: La orina turbia se asocia en el diagnóstico alopático a infección urinaria y así se evidencia también en esta lección biológica, pero las precisiones que se aportan aquí definen y muestran con mucho mayor detalle la turbiedad de orina.


 

ORINA CLARA Y DIAGNÓSTICO BIOLÓGICO

 

En el estudio del aspecto físico de la orina abordamos hoy el significado de la transparencia, la claridad de la orina y su falta de color.

Por otro lado esta señal va acompañada de una frecuencia mayor de diuresis diaria. Son, por tanto, dos precisiones más, la frecuencia y la abundancia de orina, las que se exploran en esta nota médica acompañando a la claridad de la orina.

 

 

1.           La orina clara frecuente y abundante:

Orina en Vacío de Yang de Riñón y Vejiga.

Deficiencia energética suprarrenal tanto cortical como medular induce un fallo cortisólico y sobre todo aldosterónico sobre la reabsorción líquida en la nefrona y por tanto una diuresis frecuente y abundante de orina clara.

El frío lumbar, las lumbalgias fáciles, las señales de frío y debilidad como la lengua pálida, la capa saburral blanca y el pulso débil estarán ahí evidenciando el cuadro entero.

Se trata de un vacío esencial centrado en vejiga (Vacío de Jing de Riñón y Vejiga) que reclama rehabilitación y calor metabólico suprarrenal y vesical.

TRATAMIENTO BIOLÓGICO: B-4 y B-6.

 

 

2.           La orina clara y frecuente:

Vacío de Qi de Bazo.

He aquí, en la orina clara y con poliuria pero no abundante la expresión de otro cuadro: El Vacío de Qi de Bazo. Es decir, deficiencia energética digestiva que induce inapetencia, diarrea o estreñimiento por debilidad, sensación de pesadez y fatiga, por el edema e hinchazón que este Vacío produce. Observemos, por tanto, que la debilidad digestiva se expresa con orina clara y poliuria pero no abundante.

TRATAMIENTO BIOLÓGICO: B-4 y B-8.

 

 

3.           La orina clara y abundantes.

Vacío de Yang, Qi y Sangre.

Un matiz metabólico precisa el anterior terreno de debilidad suprarrenal y vesical para entender la formación de orina clara y abundante. Es el Vacío de Yang de Riñones, de Qi y de Sangre. Se trata de una deficiencia energética también pero ligada a anemia y discopatía lumbar más allá de la lumbalgia fácil que apuntábamos como síntoma del Vacío de Yang.

TRATAMIENTO BIOLÓGICO: De todos modos, B-4, B-6 ó B-9 determinará la corrección de un terreno parecido en su anergia al anterior pero como decimos con un matiz, la anemia o preanemia.

 

 

Conclusión: La orina clara y transparente indica cierta debilidad del metabolismo digestivo, suprarrenal y vesical para la que hemos indicado B-4, B-6 y B-8 como correctores.

No obstante, queremos insistir que esta deficiencia puede estar asociada a una patología como anemia o lumbalgias, discopatía lumbar o estreñimiento átono en los que la orina clara nos más que un signo más.